Una nerd… en Francia! Parte uno: El aterrizaje (Spanish Version)

DSC_0383

Voy a apartar por un tiempo preocupaciones por el nuevo Star Wars (las  mismas que las de Leo Ortolani, que dentro de la caja de sopresas de JJ esté Super 8), la suprema excitación por la vuelta de las Chicas Gilmore (que sea ya!), y demás temas de interés para narraros de mis primeros pasos en Francia.
Como muchos de vosotros ya sabréis, nos hemos mudado a Montpellier. Justo ayer! Más recién mudados, imposible. Os voy a hacer un pequeño resumen a modo trailer de lo ocurrido hasta ahora, para que os pongáis a la par con la narración de aquí en adelante.

En la empresa nos han ofrecido amablemente mudarnos a Montpellier, y hemos dicho que sí sobre todo por el tema “conoce tu enemigo”. Voy a aprender francés como si no hubiera un mañana y me voy a infiltrar en el país, para contaros las extrañeces de nuestros (tanto considerándome italiana como española) vecinos.
Allá  que vamos, entonces (tampoco había mucha elección así que nada).
Los que han seguido han sido dos meses de preparaciones, ansiedad y gestiones, como en toda buena mudanza que se respete.
Hemos estado una semana buscando piso por aquí, aprendiendo que:

– El tema del alquiler, como leído en el Internect, es complicado. Hay que preparar menudo dossier con información detallata sobre banco, dinero, veces de visitas al baño…

– Efectivamente, la leyenda de los franceses como guarros, tiene una raíz en la vida cotidiana. A parte el – siempre de actualidad – tema del bidet, es muy cierto que los geles de ducha son enanos (formato familiar, VUELVE!), y que un bote de desodorante aquí cuesta como 4 en España. Lo mismo paIMG-20151028-WA0006sa con el suavizante. La única razón que le veo a esto es por un tema de respeto del medio ambiente… ya, ya sé que un poco floja como excusa, pero es lo que hay. Prometo pruebas fotográficas del tema este.

– Sin cuenta del banco no vas a ningún  lado, aunque estemos en Europa (HA!). Y la cuenta del banco va asociada a una maravillosa chequera, que te
hace sentir un yuppie de los años Ochenta. Qué sistema más antiguo y raro.

– El francés. Como de  momento solo sé decir “hola” y “gracias”, todo considerado está siendo un éxito la aventura, ya que hemos conseguido (no sé bien cómo) tanto piso como cuenta del banco. Por aquí, será por el aire universitario de la ciudad, la gente está siendo acogedora y veo disposición al intentar comunicarse de cualquier manera. Un punto para los franceses del sur.

Aquí se terminaDSC_0436 el “previously on…”.
Estamos a la espera de firmar contrato con la agencia y montar la casa durante el día de mañana. El viaje en coche, de nueve horas, ha ido tan tranquilo que no nos lo hemos creído (Zoro y Bolita no han dicho ni mu! De acuerdo, las drogas han ayudado, pero se han portado muy bien y no han protestado en ningún momento). Adjunto prueba fotográfica de lo que ha ocurrido en el 80% del viaje (durante el 20% restante, ambos han tenido momentos “Prison Break” por lo cuales agradecemos la fortaleza de los arneses para coche comprados en el BriCor).

Pronto volveré con más “intel” sobre el país en el que nos estamos infiltrando…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s